Proyector Full-HD para cine en casa W2000+

Proyector para cine en casa de tiro corto - Full-HD

  • Tecnología DLP con calidad de imagen perfectamente duradera.
  • Estándar 100% Rec. 709 HDTV para la mayor precisión de color cinematográfico.
  • Tiro Corto con una gran pantalla de 100" a 1.5 metros.
  • 2 Bocinas de 20W con - BenQ CinemaMaster Audio Enhancer.
Quiero comprarlo:

Olvídate de las instalaciones complicadas

Los proyectores BenQ para cine en casa solo necesitan 1.5 metros para proyectar imágenes extraordinarias de 100".

Gracias a su tiro corto, podrás llevar la magia del cine a cualquier habitación de tu casa.

Características

 
  • Resolución nativa 1080p (1920 x 1080)
  • Tecnología DLP. No necesitas cambiar ningún filtro.
Ver más

Beneficios

  • Increíble reproducción del color. El proyector para cine en casa W2000+ cubre el 100% del estándar internacional de color Rec. 709, así, podrás ver el color tal como lo planeó el director de tu película favorita.
  • Alto contraste para los detalles más finos. El proyector W2000+ produce negros auténticos y profundos, y resuelve capas sutiles y detalles finos en escenas oscuras y brillantes sin pérdida de brillo.
  • No necesitas bocinas adicionales, ya que el proyector W2000+ cuenta con potentes altavoces de 20 watts.
  • No requieres instalaciones complicadas, ya que el proyector W2000+ es de Tiro Corto con una Gran Pantalla de 100" a 1.5 metros.
  • Pantalla más grande que cualquier TV. Experimenta la magia del cine con una pantalla de 2.54 mts.
  • Cuidarás tu vista. Las imágenes reflejadas de un proyector causan menos fatiga ocular que un televisor.

¿Por qué el proyector para cine en casa BenQ W2000+ es mejor?

Proyector para cine en casa
  • Tecnología ganadora del Oscar® DLP (Digital Light Processing) para proyectar colores precisos y reales.
  • Por ser de tiro corto, no necesitas instalaciones complicadas. Lo puedes mover para cualquier habitación.
  • No tienes que cambiar filtros. La imagen no se degrada con el tiempo.
Proyector tradicional
  • No puede producir los más de 1,000 millones de colores que puede producir la tecnología DLP.
  • No lo puedes mover una vez que lo instales en una base.
  • Requieres cambiar los filtros periódicamente, además de la lámpara, y la imagen se va degradando con el tiempo.